Como conseguir la selfie perfecta

Las selfies se han transformado en parte de la cultura moderna y constituyen un estilo que llegó para quedarse. A través de las redes sociales nos podemos tomar con muchos ejemplos de estos autorretratos, pero ¿sabes cómo conseguir la selfie perfecta?

Como todo arte, la selfie no se trata solo de posar el rostro frente a la cámara, disparar y ya. Para hacerla más relevante y llamativa, se pueden aplicar ciertos trucos que destaquen más la cara y generen una mejor impresión al momento de ver la fotografía.

Más que tu cara

Antes se pensaba que una selfie era solo modelar el rostro, pero ese concepto se ha ampliado hasta entender que una selfie es una foto de ti mismo, generalmente tomada con la cámara frontal del teléfono y que buscan contar algo sobre ti o actualizar a tus allegados con una historia.

Relaja el rostro

Sí, las selfies son más que solo tu cara, pero hay elementos en ella como las cejas, la boca o la frente que a veces pueden verse tensos. No tengas miedo de usar tus expresiones faciales más excéntricas, pero que siempre brille la naturalidad de tu personalidad.

Aprovechar la humedad

El agua puede ser un gran aliado al momento de tomarse una selfie perfecta porque la piel o el cabello húmedo dan como resultado un mayor brillo en las fotografías. Siempre es más atractivo ver una piel luminosa que una piel seca y descuidada.

En este apartado también encuentran lugar los reflejos naturales y también se los espejos. Por ejemplo, usar como fondo el reflejo del cielo en el mar o un lago, da resultados verdaderamente hermosos. En cuanto a los espejos, hay que tener un cuidado extra sobre la extensión de la foto, para evitar que salgan reflejados elementos no deseados.

Encuentra el ángulo que te favorece

Si aún no sabes cuál es tu mejor ángulo, comienza a tomarte selfies para que puedas averiguarlo. Atrévete a ir más allá de solo probar el lado izquierdo y derecho. También se puede ubicar la cámara por encima de la cabeza y adaptar la forma en que se expresan las cejas y los labios.

En general, las fotos tomadas de abajo hacia arriba no proporcionan un buen ángulo para casi ninguna persona, porque destacan mucho las fosas nasales y las imperfecciones del cuello. Ese podría ser un ángulo a evitar.

Fondo desenfocado

Esta herramienta ayuda a que destaques como protagonista de la selfie. Más que ocultar las imperfecciones del entorno, es una alternativa para resaltar lo que es realmente importante y generar un resultado más agradable a la vista, en donde se aprovechan los colores del fondo.

Fotos en ráfaga

Tomar fotos consecutivas para lograr la selfie perfecta es una buena idea. Cuando tomas una serie de fotos en pocos segundos, es más probable que consigas la que se adapta más a tus gustos y a lo que quieres expresar. Quizás algunas pierdan nitidez o salgas con los ojos cerrados, pero como estás tomando una gran cantidad de selfies en forma de ráfaga, vas a tener muchas opciones de dónde escoger.

Tipos de luz

En todas las fotografías lo más importante es el uso de la luz, incluyendo a las selfies. Una luz natural en casi todos los casos brinda resultados exitosos. Las luces fluorescentes brindan sombras frías a la imagen, mientras que las que son más amarillas, generarán sombras cálidas.

Por otra parte, es importantísimo mantener una luz frontal al momento de tomarse una selfie. Ayuda a mostrar una piel más radiante, mejorar las cualidades y obtener una foto más iluminada. La pose puede ser perfecta, pero sin iluminación frontal, pasará desapercibida.