¿Qué hacer con el ruido de nuestras fotografías?

El ruido en la fotografía es, en la mayoría de ocasiones, un elemento molesto y no buscado que puede echar a perder nuestra captura.

Hoy queremos compartir con vosotros algunos consejos básicos a la hora de disparar y dos alternativas en forma de software para solucionar este pequeño imprevisto.

También se puede dar el caso de que el ruido en la toma sea algo buscado para darle ese aspecto de carrete y cámara analógica que muchos añoran, pero si este no es tu caso, atento.

Lo que debes saber

Antes de ponerte a tomar fotografías revisa la configuración de la cámara y la escena. Es posible que podamos restar un par de puntos de ISO por el excedente de luz o abrir diafragma para jugar con los valores anteriormente mencionados.

No tenemos la necesidad de disparar a ISO 1600 y f11 si podemos hacerlo a ISO 800 y un diafragma más abierto.

Si por el contrario hemos llegado al límite de apertura de nuestra lente y no estamos en un momento de acción, nuestro recurso más valioso es el trípode. Podrás reconfigurar los valores y darle a la cámara el tiempo necesario para trabajar con el ISO adecuado.

Cuando el ruido acecha…

Revisando las fotos con cierta inquietud nos encontramos con los molestos puntitos que infestan lo largo y ancho de la captura. ¿Hay solución?

Afortunadamente si. Gracias a la evolución del software y sus desarrolladores, tenemos aplicaciones de todo tipo para reducir el ruido de una forma correcta y sin echar a perder la fotografía.

También hay que advertir que en función de porcentaje a eliminar de ruido, nuestra escena perderá nitidez. Aquí hay software más o menos adecuado para realizar el proceso, aunque nosotros ofrecemos dos opciones con las que estamos acostumbrados a trabajar y obtener los resultados buscados.

Imagenomic Noiseware

Una de las dos opciones que ofrecemos es Noiseware de Imagenomic. Con un precio de 79,95$ es una alternativa de precio comedido y mejores resultados.

Tendremos la opción de reducir ruido por niveles diferenciando entre color, luminancia e incluso frecuencias o cuidar al máximo nuestro detalle con opciones de enfoque y contraste.

Dfine 2 de Nik Software (Google)

La segunda opción viene de la mano de Nik Software, compañía comprada por Google el pasado año.

De funcionamiento similar al anterior y mayor sencillez de manejo, Dfine 2 nos permite reducir el ruido de contraste o de color con dos opciones además de tener la posibilidad de trabajar por canales de color.

Aunque de precio mayor al anterior, este plugin no viene solo. En el paquete encontraremos otra serie de útiles para trabajar el HDR o los virados a blanco y negro. Su precio, 119€.

Y como hemos dicho anteriormente, existen una gran variedad de opciones más en el mercado, incluso gratuitas. No tenéis más que buscar la que mejor se adapte a vuestras necesidades y empezar a trabajar con ellas.