¿Sin cámara en verano? ¡Que tu móvil ocupe su lugar!

Uno de los temas que más preocupa recién entrados en verano es no perder ninguna fotografía de nuestras vacaciones.

Por suerte la tecnología móvil avanza a la par que la fotográfica y cuanto mejores son los componentes con los que se ensambla un teléfono, más en cuenta se tienen los relacionados con la fotografía como la electrónica o la óptica.

Siendo conscientes de hasta donde podemos llegar con un teléfono móvil teniendo en cuenta el perfil de cámara, debemos saber que podemos tratarlo como un compañero de viaje ideal tratándose de un complemento a nuestra cámara o del único dispositivo de captura.

En definitiva, la mejor cámara es la que siempre llevamos encima, y el móvil como herramienta se ha convertido en algo imprescindible.

Aprovechando algunas dudas recibidas respecto a las posibilidades de fotografiar con el móvil, volvemos una vez más con lo que tanto nos gusta ofrecer. Consejos.

Algunos consejos para la fotografía móvil:

  • Pierde el miedo a disparar. Todavía no tenemos que pagar por cada fotografía desechada. La experiencia se gana con la práctica y hay que conocer cada detalle de nuestra cámara.
  • Párate, visualiza y encuadra mirando la pantalla. No encuentres limitaciones, sigue siendo una cámara.
  • Adiós a la vergüenza. Cada vez es más común ver gente fotografiando con móvil. No es una competición de quién o cual es la cámara más grande. Comparte afición, no envidia.

Pero no todo acaba aquí. Para terminar de sacar el máximo partido a la fotografía móvil, también debemos tener en cuenta el mercado de aplicaciones disponibles para nuestro sistema operativo.

Las aplicaciones:

Si hablásemos exclusivamente de aplicaciones podríamos preparar una lista con cientos y cientos de ellas, pero por máxima seguimos teniendo que cuanto menos y más útil, mejor.

Recomendamos descargar un editor fotográfico. Y por editor no entendemos apps con las que aplicar de forma automática un filtro (aunque bien pueden servir de complemento). Necesitamos algún software que nos permita corregir aspectos como tono, saturación, enfoque,o incluso recortar, girar o manipular de cualquier otra forma la fotografía.

Podemos tomar por ejemplo algunas opciones como Adobe PS en su versión gratuita, Snapseed o Pixlr Express. Y si además de un editor queremos jugar con los filtros, tenemos a nuestra disposición otro tipo de aplicaciones como Instagram o aviary, también gratuitas.

Teniendo en cuenta las limitaciones que nos ofrece la cámara de cualquier dispositivo móvil, tenemos que buscar a través de la práctica el máximo rendimiento posible.

La cámara no hace al fotógrafo, y por llevar una cámara de teléfono estamos condenados a ser un mal fotógrafo.

Descubre en verano la fotografía callejera con tu móvil o con cámaras compactas.

La fotografía callejera, lejos de lo que mucha gente pueda pensar, es otro tipo de arte.

No es más fácil ni más difícil que hacer paisajes dignos de cuadro, retratos de revista o productos de catálogo. Sencillamente, es diferente.

¿Y cómo empiezo a “disparar” en las calles? Aquí encontrarás algunas claves con las que empezar a disfrutar de este hobby en otro contexto.

Quita el miedo

Lo primero y más importante, sal a la calle con tu cámara o móvil. No tengas la mochila únicamente para las salidas al campo, la caza de paisajes o eventos sociales.

Aquí hay que tener en cuenta algunos aspectos.
1. No cargues con todo tu equipo.
2. En la calle, menos es más.

Callejear no es cuestión de metros o minutos. Cuanto menos carguemos a nuestros hombros o espaldas, más cómodos estaremos. Tened en cuenta también la vestimenta.

En conjunción con llevar el menos equipo posible, entra en juego la naturalidad.

Si llamas la atención con el equipo, pondrás a la gente en alerta. Además de la posibilidad de molestarse por ser retratados, no conseguirás resultados que reflejen naturalidad.

En este apartado tenemos que saber dejar a un lado las vergüenzas y acercarnos al motivo, intentando siempre ser discreto.

Un robado es el mejor posado.

Selecciona el equipo compacto o móvil de calidad

Como habéis leído en los párrafos anteriores, es recomendable llevar un equipo o móvil ligero y poco llamativo.

Podemos callejear con un equipo réflex al que acoplar una focal fija, formatos más ligeros y reducidos de tamaño como los m4/3 o una compacta.

Lo que debemos intentar es pasar lo más desapercibido posible, por lo que las ostentaciones en la calle están fuera de lugar.

Para disparar 

Disparar es como un juego de guerra. Si te ven, has perdido. Abusa del entorno y pasa desapercibido (nos reiteramos en este punto).

Capturar sin mirar llevar la cámara a un lugar visible es una de las mejores opciones, pero disparar desde la cadera no es fácil si no hemos practicado antes.

Para esto deberás conocer tu equipo y visualizar el rango focal que cubres disparando desde media altura. El punto de vista cambiará, pero seguirá siendo una escena natural.

En algunos casos, las cámaras cuentan con pantalla abatible y dirigible en varios ángulos, así que es buena opción orientarla hacia nuestro campo de visión.

Extra Tip (Consejo Extra!)

Las baterías y tarjetas de memoria nunca ocupan de más. Una vez cruzas la línea de salida, no sabes donde estará la meta. Ve preparado y dispuesto a fundirlas.

Con todo lo anterior no nos queda más que armarnos de valor y buscar la escena en cualquier rincón por donde vayamos disfrutando de la salida.

Recordad que para llevarnos una buena captura, tendremos que ser un segundo más rápido que el propio acontecimiento. En la ciudad no pasan dos trenes iguales.