Trucos para fotografiar animales o paisajes

Los paisajes y los animales se convierten en las estrellas durante el verano. Son muchos los lugares que visitamos y nos encanta llevarnos un bonito recuerdo en forma de instantánea.

Quizás pertenezcas al grupo de aquellos que intentan fotografiar animales y nunca consiguen captar la foto deseada. Con estos trucos, espero que este verano sea el definitivo y lo puedas acabar con un bonito reportaje sobre la fauna.

El primer problema que suele plantearse es el del fondo. Una idea que tenemos que deshechar es intentar sacar todo lo que entre en el plano. En la fotografía, igual que en la moda, menos es más. Así que, observa bien el fondo, ya que este tiene que ir en consonancia con la historia que deseas transmitir.   Si lo que te interesa es solo el animal, no tengas ningún apuro en acortar el fondo mediante una profundidad de campo reducida o un fondo neutro.

Una buena imagen llega tras muchos intentos

El primer requisito que tiene que cumplir un fotógrafo que trabaje con animales (tanto domésticos como salvajes) es la paciencia. Ocurre igual que con los bebés, los animales son impredecibles, puedes estar mucho tiempo observándolos y en cuestión de segundos surge la imagen buscada. Para que no te pille desprevenido, ármate de paciencia y toma tantas fotografias como puedas. Ya verás como entre tantas, conseguirás tu objetivo.

Los encuadres

¿Has probado cambiar el típico encuadre desde arriba? Te propongo que hagas la prueba y te bajes al nivel del animal -claro está, cuando sea doméstico, que no tengas peligro-. Las fotografias sacadas a su altura son muy originales y llaman la atención. ¡Haz la prueba y nos cuentas el resultado!

Trucos para fotografiar

Busca nuevos entornos

En el caso de los animales de compañía, en especial los perros, aprovecha alguna salida para retratarlo en lugares diferentes, que no sea siempre en casa, en su manta o encima del sofá. En la playa, montaña o en el parque podrás conseguir fotografías divertidas. Además, no olvides captar ese momento en el que se aprecie la personalidad de tu mascota.

Los detalles

Al no ser que se trate de algún animal exótico, que casi nadie conozca, prueba buscar partes llamativas del cuerpo del animal. En la fotografía no tiene por qué salir todo. Unos ojos, colmillos, pezuñas… pueden ser la clave para una imagen perfecta. Muchas veces es mejor insinuar que mostrar, otorga una mayor fuerza a la imagen.

Sin miedo

El primer paso para tener éxito en nuestra primera sesión, al margen del resultado, es no tener miedo a lo que vamos a hacer. Es una responsabilidad que has aceptado cargar y no hay que esquivarla.

Relájate 

¿Tensión? Es el mayor enemigo para el fotógrafo. Hay que disfrutar del momento y de lo que estás haciendo. Recuerda que la tensión se transmite al modelo, y un modelo tenso resultará poco natural.

Confianza

Un opuesto a la tensión. Si confías en tu trabajo, técnica y conocimientos, tendrás el resultado que buscas. De la misma manera que el modelo puede percibir tu tensión. lo hará con tu seguridad.

Saca el máximo partido

No pienses que tu equipo no es el adecuado o tus conocimientos son limitados. Es un largo camino por recorrer, así que céntrate en aprovechar al completo de lo que dispones.

Recordad que cada paso en fotografía es lento y costoso, pero no hay que desesperar. Las mejoras de material llegarán cuando sean necesarias y la técnica y conocimientos se ampliarán con la práctica.